Jenn dice... "Tu y Yo"
09 January 2008
Mi amiga Jenn, mente creadora de Castillo de Agujas también aceptó el reto de escribir para What the hell???!!!

Nos deja un texto para pensar de esos que lo hacen a uno decir What the hell???!!! al mejor estilo Jenn... De veras que esta niña escribe bien... Desen una vuelta por su charco, tiene muy buenos textos...

Saludos y los dejo con la colaboración de mi amiga...


Pues bueno…el niño Julio, amigo de por acá y por allá, me pidió que le colaborara con un pequeño proyecto que tiene para el blog…y yo como buena vagabunda (es porque estoy incapacitada) accedí…

Ahora bien, mis habilidades de “escritora” están bien atrofiadas en estos días, ergo, no hay inspiración, pero dado que esta es una de esas ocasiones especiales, saque las armas de ese talento que no conozco pero dicen que esta ahí…Por estos días pasados una persona de mi familia murió, y aunque a mi la verdad no me afecto mucho, si me recordó como el amor de pareja puede ser una de las cosas mas importantes del mundo, en especial cuando son muchos los años de convivencia, así que esto además de recordarme a mis viejos, me recordó a esa mujer que ahora tiene en su recuerdo el amor tan grande que tuvo…y de paso, queda para aquellos que hoy por hoy tienen a sus papacitos juntos, o a los que están casados y esperan pasar el resto de la vida con esa persona que tanto aman… o a los que como yo, sueñan con algún día encontrar ese amor que transforme todo…así que antes de que lean, me disculpo por la falta de creatividad y de talentillo…

Acá se los dejo…

“Tu y yo”

Tengo en las manos aun la idea que nació en el vientre de la curiosidad de nuestros ojos de niños inseguros y coquetos. Aquellos niños que aun no conocían lo que era vivir y soñaban con un futuro. Guardo aquellas tardes entre juegos infantiles como prometías que jugaríamos juntos por siempre. Guardo en mi memoria las palabras afectivas. También guardo el calor de aquel primer beso en la terraza, guardo conmigo las miradas cómplices de nuestras tantas aventuras. Guardo en el corazón una bella adolescencia, cuando sintiéndonos Romeo y Julieta, me besabas tras de los setos del jardín. Guardo el calor de nuestras manos entrelazadas en la clase, las miradas de reojo de tu madre.

Guardo en mi cofre de recuerdos dolorosos tu partida, y junto a ella esta la promesa de que volverías. También en mis recuerdos están los días de tu ausencia, rodeados de mil cartas, una por cada día sin tu presencia. Guardo una sonrisa, al sentir de nuevo los nervios de saber que regresabas, mis mejillas sonrojadas al ver como después de tantos años tu sonrisa era la misma. Guardo aquel nuevo primer abrazo, un beso sin esconder.

Guardo en mis memorias, que junto a ti me hice mujer, bajo el olmo de tu patio, guardo tus suspiros, el temblor de nuestros cuerpos, el calor sobre los mismos. Guardo aquellos días en los que dos adultos nacían.

También guardo aquella noche, cuando temblando dije “si”, guardo tu sonrisa y la luz en tu mirar, guardo el beso, el abrazo y mi emoción. Guardo en el corazón la mañana en que vestida de blanco, te di todo de mi, guardo tu promesa entre lagrimas de quedarte junto a mi. Guardo conmigo los momentos difíciles de los primeros años, como con dedicación en tus manos, me entregaste esta casa, guardo por demás, la noche que abrazaste a tu primer hijo, como besaste su frente, guardo como jugabas con él y le enseñabas a crecer.

Guardo el estar aun contigo cuando los niños ya adultos dejaron nuestra morada, como éramos después de tantos años, solo tu y yo. Guardo cuando al fin viajamos lejos, recuerdas aquellas fotos. Guardo también en mi alma, cuando viste tu primera cana, como reíamos cuando todos los cabellos se habían pintado de plata. Guardo tu alegría jugando con los nietos, el mayor de ellos, sabes, tiene tus ojos.

Guardo aunque me duela, cuando regresaste del doctor, en tu cara había sombras, causantes del dolor, guardo como me abrazaste ese día, como lloraste en mi pecho como un niño, guardo cuando llore contigo. Sabes amor, aun guardo la pequeña pulserita que te dieron en el hospital, y la bata que tanto odiabas. También están guardadas las fotos de la fiesta, todos estaban felices de tenerte en casa. Guardo las noches que pasamos en vela, y también el día que lloraste cuando escuchaste a la menor de nuestras nietas decir abuela.

Guardo nuestra vida en el alma, el corazón y en esta cajita, por eso no quiero que me dejes, quiero guardar más recuerdos junto a ti, y que los días sean como antes, para guardar más aquí. Por eso no quiero que te vayas vida mía, porque después de tantos años entendí, que no quiero guardar conmigo, el recuerdo de verte morir.

Labels:

 
posted by Julio at 4:48 PM | Permalink |


2 Comments:


At 6:20 PM, January 15, 2008, Blogger Capitán Melcocha

AAAAAAAAAAAAAYYYYYYYYYYY!! que vara màs bella y triste a la vez.

Me hizo pensar en los padres de mi mejor amiga, que llevan toda una vida juntos.

No quiero pensar en el dìa en que uno deje al otro, porque creo que son tan unidos que se iran al mismo tiempo.

Excelente, realmente excelente texto

 

At 2:11 PM, March 03, 2008, Blogger Francisco

huuuuyyyyyy eso dolio...... mas porque me hizo recordar que perdi hace poco a alguien a quien ame y tuvo que dejar este pais para luchar por su vida en el extranjero....